viernes, 30 de noviembre de 2007

Bercianos ilustres

JOSINES GONZÁLEZ


"Nadie es profeta en su tierra", es una frase acertada en muchos casos, aunque hay excepciones que confirman la regla, una de ellas es la de Josines González, que siendo muy joven fue el capitán y uno de los jugadores más carismáticos de Baloncesto León, y posteriormente en el JT Baloncesto Ponferrada, donde marcó una época.

José Alberto González Fernández nació en el año 1972 en Losada, una pequeña localidad perteneciente al Ayuntamiento de Bembibre, y situada entre las poblaciones de Rodanillo y Arlanza. Desde muy joven, "Josines" despuntaba en el deporte de la canasta, y ello fue determinante para que los rectores de Baloncesto León, lo llevasen a jugar a sus categorías inferiores, siendo uno de los responsables de esta decisión el entonces director de cantera, José Manuel Vázquez.

En los equipos de cantera del entonces Elosúa León, Josines ya empezaba a despuntar cuando vivió desde fuera el histórico ascenso a Liga ACB con jugadores como los bases Willy Villar y Nacho Herreras, el alero Samuel Puente o el pívot americano Cherokee Rhone, siendo ya entrenador Gustavo Aranzana.

EL CAPITÁN DE BALONCESTO LEÓN

Sin embargo, sus buenas actuaciones en las categorías interiores, hicieron que Josines ya tuviese una plaza propia en la plantilla del Elosúa León en el debut en ACB. Estábamos en la temporada 90-91 y el de Bembibre tenía apenas 18 años, y en esa plantilla sobrevivían gente del ascenso como Willy Villar, Xavi Fernández, Roberto Herreras, Nani Guerrero, etc., reforzado con fichajes de veteranía como Fernando Heras, Felix de la Fuente o Quique Hermosilla. En esta campaña Josines no pudo disfrutar de muchos minutos, ya que en el puesto de base tenía por delante a Willy Villar y Fernando Heras. En esa campaña del debut, el Elosúa acabó el el puesto 20 de la clasificación, pero la ACB estaba compuesta por 24 equipos y por tanto los leoneses salvaban la categoría.

Ya en la temporada 91-92, el Elosúa no hizo cambios en el puesto de base, estando Villar, Heras y un Josines que empezó ya a coger minutos y a ser uno de los jugadores con más proyección del equipo. Fue una buena temporada en lo individual y lo colectivo, donde se matuvo a gente importante como Xavi Fernández y Felix de la Fuente, y se acertó en fichajes como los aleros Alberto Angulo y Xavi Crespo, o el pívot americano Reginald Johnson. La liga ACB seguía teniendo 24 equipos y el Elosúa encandilaba a su afición con un gran sexto puesto en la fase regular que le hizo jugar los play offs por el título y clasificarse para la Copa Kórac.

Baloncesto León estaba viviendo los mejores momentos de su historia y en la 92-93 repitió sexto puesto, en una plantilla donde la renovación fue total y ya no quedaba nadie de la generación del ascenso. Josines ahora compartía la dirección del equipo con el americano Mark Tillmon, que sería cortado a mitad de temporada y sustituído por un Michael Andersson que luego sería habitual en la LEB, y sobre todo un David Sala que se hizo con el puesto de base titular. Sin embargo Josines seguía entrando habitualmente en rotaciones. Continuaban en esa plantilla gente como los "Xavi", Fernández y Crespo.

En la campaña 93-94, Gustavo Aranzana decidía apostar por la juventud y un proyecto de futuro, continuando como bases el tándem David Sala (22 años)-Josines (21 años) que entre ambos llevaron la batuta del equipo, siendo el de Losada ya el capitán del equipo. Sin embargo la calidad de la plantilla era buena, Xavi Fernández era uno de los grandes destacados del equipos y se apostaba por otras grandes promesas como el posteriormente internacional José Antonio Paraíso y sobre todo un jovencísimo Óscar Yebra, que sería uno de los emblemas del equipo. Y en el juego interior llegaba a España un Harper Williams que posteriormente estaría también a Manresa y Estudiantes entre otros. La plantilla era de calidad, pero joven, y Baloncesto León se debía conformar con el puesto 13.

El Elmar León, llegaba a la temporada 94-95 con una plantilla muy renovada pero con nuevas ilusiones. El gran emblema del equipo en las últimas temporadas, Xavi Fernández, fichaba por el Barcelona, donde firmaría grandes campañas, pero llegaban fichajes ilustres como los históricos americanos del Joventut de Badalona, que acababan de proclamarse campeones de la Euroliga, Corny Thompson, que dejó todavía unos años de lecciones de baloncesto en León, y un Harold Pressley que no tuvo suerte con las lesiones, además de jóvenes promesas catalanas como Dani Pérez, o Jordi Llorens. Josines continuaba siendo el segundo base del equipo y disfrutando de minutos, compartiendo la batuta del equipo con David Sala. El equipo dio un salto de calidad considerable, pero se quedaba a las puertas de la copa Korac, ocupando la novena plaza final.

Llegamos por fin a la temporada 95-96, que fue la última de un "Josines", que era el capitan de Baloncesto León y uno de los emblemas de la afición. Su compañero en la dirección de equipo en los últimos años, David Sala, era fichado por el Taugrés aunque su paso sería efímero, ya que el equipo vitoriano le despediría por "faltar al trabajo", a pesar de presentar un certificado médico donde alegaba estar de baja por depresión (caso que alteró a la ACB durante unos meses).

El tema es que a Baloncesto León llegaban otros bases como la gran promesa nacional, procedente del Real Madrid, José Lasa, y el malagueño Juan Antonio Rosa, que relegaron a Josines a un segundo plano. Baloncesto León finalizaba esta temporada en el puesto 12 y Josines ponía punto final a su andadura por el baloncesto profesiona, aún muy joven, con 24 años, y siendo uno de los jugadores más queridos por el público que cada 15 días iba al Palacio de los Deportes de León. Llegarían otros bases como José Luis Galilea, Toñín Llorente, etc. pero Josines hoy en día es de los más recordados.

"JOSINES" MARCA UNA ÉPOCA EN EL JT.

En aquella época, el JT-Baloncesto Ponferrada vivía un tiempo de cambios. Uno de los valedores de Josines para que llegasen a la cantera de Baloncesto León, era José Manuel Vázquez, que había llegado al banquillo ponferradino a mitad de la temporada 95-96. En verano pudo diseñar la plantilla y entre los nuevos jugadores llegaban Josines.

Aquello fue un bombazo, ya que a Ponferrada llegaba el mejor jugador berciano de los últimos tiempos junto a Manolo Aller y un lujo para el equipo que estaba en Liga EBA. El JT llevaba dos años sufriendo en esta categoría, y se confeccionó una buena plantilla con nombres como Cuco Cruza, Roberto Torres o Antonio Mendoza, donde Josines era el claro líder y por donde pasaba todo el juego de los bercianos. Sin embargo, a mitad de esa temporada 96-97, el Breogán de Lugo, que estaba en la Liga LEB, se hacía con el fichaje de Josines, haciendo un intercambio con el JT, cediéndole a su jugador José Quiñoá.

En Ponferrada estaba a gusto, no obstante era el jugador más importante de una plantilla que estaba haciendo una gran temporada y que lograba ilusionar y llenar "La Borreca" cada 15 días. Y en el Breogán de Lugo volvía al baloncesto profesional, y en un equipo que era de los punteros de la LEB y en el que no se adaptaría. Josines ya estaba afincado en León y tenía otras prioridades aparte del baloncesto, que en Lugo le exigía dedicarse en exclusividad.

Ello fue una bendición para el JT Baloncesto Ponferrada que siguió disfrutando de un gran jugador. Y así en la campaña 97-98 se anunció su regreso a un equipo que volvió a despertar ilusión, bajo la batuta del bembibrense y acompañado de otros grandes nombres jóvenes como Pedro Rivero, Isaac López, Txomin, etc. Recordamos que en aquella ocasión el Enkartaciones Zalla se cruzó en el destino berciano a la final a 8 de la Liga EBA.

Y en la 98-99, más de lo mismo, manteniéndose como el timón de un Baloncesto Ponferrada que seguía ilusionando a la parroquia que acudía a La Borreca. Con Josines estuvieron esa temporada de bases en el equipo berciano, dos jovenes prometedores como Pedro Rivero o Carlos Mosquera, que se beneficiaron de la experiencia de Josines. Recordada es aquella gran temporada donde el JT se quedaba a un solo paso de colocarse en la final a 8 de la Liga EBA y en aquella dramática serie contra el Aracena. Josines era uno de los emblemas del club.

El jugador estuvo a las maduras pero también a las duras. Ya que con el affair de los avales y el descenso del JT a Primera División Nacional, Josines decidió quedarse y ser el líder de un equipo que tardó un año en llegar a la Liga EBA. En la 2000-01 Josines seguía en una plantilla formada principalmente por jugadores leoneses y bercianos y que descendía deportivamente, aunque la adquisición de la plaza de Zarzuela Maristas les mantuvo una temporada más en EBA.

"Josines" estuvo también en la 2001-02, en el JT Baloncesto Ponferrada, en una plantilla formada por varias promesas baloncestísticas venidas de toda España. A pesar que en ese equipo estaban Héctor Mera y Jesús Ponce, "Josines" siguió siendo de los principales jugadores de la plantilla tanto de uno como de dos. Finalmente, el JT volvería a descender deportivamente y su actividad cesaría, con lo que Josines también tomaría la decisión de colgar las botas con 30 años. Había estado seis temporadas en Baloncesto León y otras seis en el JT, siendo de los jugadores más queridos en sus respectivas aficiones.


ENTRENADOR DE LA UNIVERSIDAD DE LEÓN Y EN ACTUALIDAD MONITOR DE CHAVALES.


Tras este último contacto con las canchas, "Josines" había comenzado a entrenar a diversos equipos de colegios en León, donde reside. Sin embargo todavía volvería a jugar en Ponferrada, y lo hizo en la temporada 2002-03, la primera de existencia de Ciudad de Ponferrada, donde echó una mano desinteresadamente en los últimos 4 partidos de la temporada para buscar la permanencia del equipo en Primera División Nacional. No se cumplió el objetivo, pero Josines siguió demostrando su gran inteligencia como jugador y director de equipo, a pesar de llevar inactivo casi un año.

Sería la última vez que "Josines" González se pusiera las deportivas, ya que una temporada más adelante, en la 2003-04, le llegaba su oportunidad como entrenador, siendo elegido el máximo responsable de la Universidad de León, el equipo filial de Baloncesto León y que militaba en Liga EBA. El equipo completó una gran campaña finalizando en la sexta posición. No era el único equipo que llevaba "Josines", ya que también dirigía el equipo Cadete Autonómico del Colegio Leonés y un infantil provincial.

Y en la 2004-05 continuaría dirigiendo a la Universidad de León finalizando en la octava posición. El de Losada había completado dos buenas temporadas como entrenador, pero decidía abandonar los banquillos en estas competiciones y dedicarse únicamente a dirigir colegios en León.

En la actualidad Josines trabaja de profesor sigue residiendo en León y dirigiendo diversos equipos de centros escolares y al Colegio Leonés "C" que participa en la Infantil Provincial.